El TJUE pone en jaque a los banqueros españoles en favor de los consumidores por las cláusulas suelo

El Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TJUE) favorece a los consumidores y pone en jaque a los Bancos españoles por la Clausulas Suelo.

Un tribunal desconocido para muchos de los españoles ha copado los titulares de todos nuestros medios informativos, en los últimos días, con motivo de la Sentencia dictada, pero ¿Qué determina esta sentencia?

Para entender la Sentencia del TJUE debemos hacer previamente mención a la sentencia dictada por el Pleno de la Sala Civil Tribunal Supremo en el 9 de mayo de 2013. En esta sentencia el Supremo fija como doctrina la siguiente: “Que cuando en aplicación de la doctrina fijada en la sentencia de Pleno de 9 de mayo de 2013, ratificada por la de 16 de 2014, recurso 1217/2014, y la de 24 de marzo de 2015, recurso 1765/2013, se declare abusiva y, por ende, nula la denominada cláusula suelo inserta en un contrato de préstamo con tipo de interés variable, procederá la restitución al prestatario de los intereses que hubiese pagado en aplicación de dicha cláusula a partir de la fecha de publicación de la sentencia de 9 de mayo de 2013″.

Dicha limitación temporal ha sido la que ha venido a eliminar la Sentencia del TJUE, de manera que determina que las entidades financieras deberán de restituir de manera integra a los consumidores las cantidades indebidamente cobradas con motivo de la aplicación de la cláusula suelo.

Esta sentencia afecta a todos los consumidores que aún no han iniciado las reclamaciones judiciales a las entidades financieras solicitando la nulidad de las clausulas suelo y la devolución de las cantidad indebidamente cobradas con motivo de aplicación de dichas clausulas, así como a todos los procedimientos judiciales en los cuales aún no exista una sentencia firme, dado el carácter vinculante que tiene la sentencia dictada por el TJUE para todos los tribunales españoles.

162140-944-732No corren la misma suerte, a entender de este letrado, los procedimientos judiciales en los cuales se ha dictado una sentencia que adquirió firmeza, toda vez que el presente caso no encuentra encaje dentro de los motivos de revisión de sentencias recogidos en el artículo 510 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Conviene aclarar quienes son las personas directamente afectadas por esta sentencia, y por tanto habilitadas para reclamar a las entidades financieras solicitando la nulidad de la cláusula suelo.

En base a la regulación española, la determinación de una cláusula abusiva, y por tanto la nulidad de la misma, solamente puede llevarse a cabo en el ámbito de los consumidores y usuarios, de manera que las personas jurídicas que hubieran contratado un préstamo hipotecario con una entidad financiera contiendo esta una clausula suelo, no se verían afectados por esta sentencia al no resultarles aplicable la Jurisprudencia de control de transparencia en la contratación del Tribunal Supremo que solamente afecta a los consumidores y usuarios.

Este fue el pronunciamiento del Pleno de la Sala Civil del Tribunal Supremo en la Sentencia dictada el 3 de junio de 2016, no obstante tal pronunciamiento no debe ser mal entendido, toda vez que el mismo en absoluto niega la legitimación en la reclamación por parte de las personas jurídicas de manera inexorable, sino que niega la posibilidad de que estas gocen de la aplicación de una jurisprudencia aplicable únicamente a los consumidores y usuarios, pero a su vez determina el camino para que las empresas puedan reclamar los importes indebidamente cobrados por las entidades financieras con motivo de las clausulas suelos.

Para ello las empresas tendrán un procedimiento algo más arduo, dirigido a probar la falta de información por parte de la entidad financiera en la contratación del préstamo hipotecario y más concretamente de dicha cláusula suelo, así como la imposición por parte del banco de dicha cláusula dentro del contrato hipotecario, en contra del principio de buena fe contractual.

En definitiva, la Sentencia dictada por TJUE habilita a los particulares que aún no hayan reclamado judicialmente la nulidad de la cláusula suelo a las entidades financieras a solicitar de manera íntegra la restitución de los importes indebidamente cobrados con motivo de la aplicación de las clausulas anteriormente indicadas, no afectando directamente a la empresas que tengan una cláusula suelo en sus contratos hipotecarios, las cuales deberán llevar a cabo una reclamación judicial con un mayor peso en la actividad probatoria.

Firmado: Álvaro Sáez Quintero

Socio del Departamento Procesal en Trebia Abogados


Imagen:

Derecho & Perspectiva

Derecho & Perspectiva

Derecho & Perspectiva es una página web de jóvenes abogados y estudiantes de Derecho que quieren aportar su punto de vista a la comunidad jurídica.
Derecho & Perspectiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *